plancha vitroceramica a gas para hosteleria Ampliar

Plancha Vitrocerámica a Gas Profesional 60x40

Open Open

Nuevo

Plancha vitrocerámica a gas para hostelería. Medidas 60x40 cm. Estructura de acero inoxidable. Placa de cristal vitrocerámico de 4 mm. Calentamiento ultra rápido. 3 quemadores y 2 grifos. Potencia: 7,74 kw.

Envío Gratis a Península.

Entrega en 72h

Más detalles

477,95 €

IVA incluído

Envíos a península y Baleares.

Entregas en 48h

Tracking de envío

Líderes en envasado y menaje

¡Sólo 100,00 € más para ENVÍO GRATIS!

Plancha Vitrocerámica a Gas Profesional

Las planchas vitrocerámica a gas son la gran revolución de las cocinas profesionales y tambíen de las cocinas domésticas. Es un producto innovador con patente española que está llamado a sustituir a las planchas de acero.

Su rapidez calorífica y la facilidad de limpieza son las dos grandes ventajas de las planchas vitro gas profesionales sin olvidarnos del importante ahorro energético que suponen. Cuentan con todas las ventajas del gas, ofreciendo un calentamiento ultra rápido, ya que es capaz de alcanzar los 300ºC en tan solo 3 minutos.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

  • Mueble de acero inoxidable.
  • Placa vitrocerámica de 4 mm de grosor (dimensiones: 60 x 40 cm).
  • Con peto y trasero de acero inoxidable (35 mm).
  • Grasera de gran capacidad en acero inoxidable.
  • 3 quemadores.
  • 2 grifos.
  • Potencia: 7,74 kw.
  • Temperatura máxima: 450ºC (las planchas vitrocerámicas eléctricas alcanzan un máximo de 400ºC).
  • Patas regulables en altura.
  • Facil limpieza y mantenimiento gracias a la placa extraible.
  • Dimensiones: 610x457x240 mm.
  • Patente y fabricación española.

Ventajas de la Plancha Vitro a Gas

  1. Calentamiento ultra rápido. Tiene una potencia superior a la media de las planchas que existen en el mercado, incluso superior a las planchas de hierro y las de cromo duro. A los 3 minutos es capaz de alcanzar una temperatura de 300ºC.
  2. Bajo consumo energético. Su gran potencia no se traduce en un mayor gasto energético sino todo lo contrario. A diferencia de las planchas de hierro y de cromo duro, la plancha vitrocerámica a gas no tiene que estar encendida todo el día a la espera de un servicio. Gracias a su rapidez en alcanzar la temperatura óptima de cocción (300ºC en 3 minutos) la plancha puede encenderse cuando haya un pedido, consiguiendo con ello un ahorro de energía de hasta el 70%.
  3. Cocina más sana. Es posible cocinar con muy poca cantidad de aceite ya que los alimentos no se pegan a la plancha. Al contar con una superficie lisa y sin poros, los alimentos se cocinan a la perfección sin pegarse a la plancha y sin producir resíduos difíciles de sacar. A diferencia de las planchas de hierro o de acero, donde cada vez que encendemos la plancha estamos quemando resíduos de cocciones anteriores, en la plancha vitro gas no contaminamos ni mezclamos el alimento al cocinar. En caso de que algún residuo se quede parcialmente adherido a la plancha podrá sacarlo con gran facilidad empleando una rasqueta especial para vitrocerámicas. De este modo se puede seguir cocinando varios tipos de alimentos como carnes, verduras, pescados, etc. y evitar que se mezclen los sabores.
  4. Fácil limpieza y mantenimiento. El cristal vitrocerámico es el material menos poroso del mercado, incluso menos que el cromo duro. Se trata de una superifice totalmente lisa y sin poros por lo que la cocción de los alimentos es excelente y la limpieza de la placa muy sencilla. Para realizar una óptima limpieza de la placa debe utilizarse únicamente productos adecuados para la limpieza de vitrocerámicas. Para eliminar cualquier resto de alimentos pegado a la placa es recomendable emplear una rasqueta especial para vitrocerámicas. A continuación se puede pasar un trapo húmedo para eliminar las partículas de resíduos sobrantes.

Recomendaciones de uso de la plancha Vitro Gas

  1. No es necesario mantener la plancha encendida durante todo el día. Es preferible encender la placa en el momento que vaya a ser utilizada y no tenerla encendida cuando no se use para optimizar el gasto energético.
  2. Se recomienda encender la plancha en el momento en que llegue un pedido. Encienda la plancha con el piezo eléctrico y póngala al máximo de potencia durante 3 minutos en los que se alcanzará una temperatura de 300ºC. En ese momento baje la temperatura al mínimo y comience la preparación del pedido. Al llegar a esta temperatura podremos bajar la misma al mínimo y esta se mantendrá entre los 250-350ºC (en función de la cantidad de producto que se esté cocinado en ese momento). Puede dar más potencia a la plancha en caso de cocinar mucho producto a la vez. La potencia sirve para poder recuperar la temperatura de la plancha unos 100 ºC en menos de 30 segundos.
  3. La plancha dispone de un espacio en la parte delantera de la plancha que no supera los 200ºC, una zona fría que sirve para colocar los productos que se hayan terminando de cocinar para evitar que se enfríen fuera de la plancha o se quemen mientras termina de cocinar el resto de alimentos.
  4. Una vez finalizada la cocción apague la plancha hasta el próximo servicio. Entre tanto puede limpiar la plancha con un trapo de tela o de papel, retirando la grasa y los residuos que hayan podido quedar adheridos con una rasqueta especial para vitrocerámicas.



Plancha Vitrocerámica a Gas Profesional, 60x40cm.

Escribe tu opinión

Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí